miércoles, 13 de septiembre de 2017

Sonidos de América Latina - VOL 4 - CAFE TACVBA "Re" (1994)


Quizás se pasaron un poco cuando se catalogó a estos mexicanos como los Radiohead latinos. Y más si solo conoces sus éxitos comerciales como el "Ingrata" que se incluye en este aclamado "RE" de 1994 nada más y nada menos ya.
Pero algo puede que si tuvieran razón ya que innovaron el pop mexicano y latino con estructuras más complejas aunque siempre más rock y pop que las etéreas de Tom Yorke y los suyos.
Y lo que me gusta de los grupos latinoamericanos es que beben de sonidos europeos o americanos pero los adaptan a su territorio y los mezclan con el folclore sonoro de América Latina.
Cafe Tacvba han vuelto en 2017 a estar en el tintero con un nuevo disco, pero lejos quedan de la popularidad y el respeto de la crítica que obtuvieron a finales de los 90.


Un poquito de wikipedia no hace daño a nadie:

Re es el segundo álbum de estudio de la banda mexicana Café Tacvba lanzado en 1994. Fue grabado en Los ÁngelesCalifornia y CuernavacaMorelos bajo la producción del argentino Gustavo Santaolalla. Este es considerado su mejor material de estudio1 y el mejor disco de todos los tiempos de rock latino.Revista Rolling Stone 1 2 Para este disco Café Tacvba contó con la participación de otros artistas como Luis Conte y Alejandro Flores.3 Rubén Albarrán, vocalista del grupo, es acreditado en este disco como "Cosme".
En él la banda experimenta con diversos géneros musicales, desde la música regional mexicana, como el trío, el huapango, la música norteña y banda, hasta otros tan diversos como el punk, el heavy metal, el funk, el grunge, el mambo, el samba brasileña y el ska jamaiquino.4 El disco fue ampliamente aclamado por la crítica (enarbolado a la categoría de obra maestra) e incluso ha sido comparado por diversos medios norteamericanos con el White Album de The Beatles debido a su genialidad musical, variedad, calidad y cantidad de temas.4 Con este alcanzaron la consagración internacional y llegaron a vender casi medio millón de copias de este material.

Historia

Tras la buena acogida que tuvo el álbum debut homónimo de 1992, los Tacvba empiezan a dar forma lo que será su segundo material. La banda venía de girar por todo el país, y en esos viajes descubrieron más de cerca la multiculturalidad de México en su conjunto, y la manera en que toda esa suma de códigos podía convivir dentro de una misma sociedad. Esa fascinación por el rock, la tradición, la estética, el sincretismo y la amalgama de lo preshispánico con lo postmoderno, los lleva a dar un paso más allá y a componer canciones que los retraten como jóvenes inmersos en un país diverso, con las distintas visiones y músicas que habían escuchado ellos hasta ese momento. Además, se suma a esto la intención de por primera vez crear canciones premeditadas para un álbum de estudio y no canciones que vieran la luz en presentaciones en vivo como sucedió con el repertorio de la placa anterior.
El título de Re es completamente literal y conceptual. Viene de la preposición "re" y es una reflexión acerca del ciclo de la vida humana, y de la idea de que el mestizaje musical es un recorrido circular que vuelve a su punto inicial. Es más: en una edición rara y limitada del disco (que sólo salió en México) aparecen en su arte las palabras Repetición, Reiteración, Reciclaje, Resistencia; además de una especie de caligrama en forma de caracol con la leyenda "Todo lo que fue volverá a ser y todo lo que es dejará de ser - proverbio nahuatl", y hasta una cita textual del antropólogo mexicano Guillermo Bonfil Batalla.
El álbum salió a la venta a mediados de 1994, y si bien la banda estaba satisfecha con lo logrado en su segundo material, éste no tuvo de principio una recepción favorable en su país. Tanto la crítica como el público vilipendiaron a Re, por considerarlo raro, incomprensible y no tan divertido como el primer álbum. Sin embargo, algunas canciones de Re comenzaban pronto a sonar fuerte en países de América del Sur, particularmente en Chile donde fueron a tocar varias veces dentro de un mismo año. A raíz de esto, su popularidad se extendió al resto de la región latinoamericana (en buena parte por la "generación MTV" de los noventa) y despiertan el interés de la prensa especializada norteamericana y artistas de la talla de David Byrne.
Re terminó siendo un éxito rotundo, el cual pone a la banda definitivamente en el mapa, y logrando disco de oro en México por más de 40,000 copias vendidas.5 De esta producción se desprendió como sencillo "La Ingrata," cuyo video fue premiado como Video de la Gente en los MTV Video Music Awards de 1995, en la señal latina.6 También se desprendieron otras importantes canciones que ya son clásicos de la banda: El CiclónEsa nocheLas FloresEl MetroEl baile y el salón y El puñal y el corazón.
A fines de 2014, Cafe Tacvba realiza la gira #20reCT25, que celebró el vigésimo aniversario de la salida del álbum y las bodas de plata de la agrupación, recorriendo México, Estados Unidos y países de Sudamérica. En cada una de esas fechas, el cuarteto tocó de manera íntegra el célebre disco, con las veinte canciones que lo conforman.

Álbum

En esta producción, volvió a colaborar con la banda el argentino Gustavo Santaolalla, productor del disco anterior. Las canciones que le dan forma a Re manejan una gran paleta de instrumentación e incorporación de diversos estilos musicales en una misma canción pero sin perder el tono uniforme del disco.7 Su temática gira alrededor del reconocimiento de las diferencias culturales de un México diverso a través de lo cíclico del sonido.6
La ecléctica propuesta del álbum se vislumbra con la canción que le da inicio: «El aparato», instrumentada por sonidos autóctonos y electrónicos y que cuenta una historia paranormal protagonizada por un tal Pablo, para después seguirle «La Ingrata», una parodia a la música norteña, en una especie de polka-ska, y que fue el máximo éxito del disco. Le sigue el también sencillo «El ciclón», canción funk llevada por clavinet que hace eco a Billy Preston y su letra es quizás la que mejor grafica y resume el concepto de Re.8 «El borrego» es un estrambótico punk-metal industrial, cuya letra es una ironía en primera persona sobre la escualidez de la identidad y la ambigüedad ideológica (aunque a la vez menciona y rinde tributo a otras bandas de la escena rock mexicana como Maldita Vecindad).8 Continúa una de las que más resalta del disco que es «Esa noche», un corte con características de bolero y que en el arte del disco aparece dedicado a Chavela Vargas.8
«24 Horas» es una historia de amor desenfadada, pero cruzada por los ajetreos de la "vida moderna"; probable alegoría a las grandes ciudades. El realismo mágico hace su presencia con «Ixtepec» (tema inspirado en la novela Los recuerdos del porvenir de Elena Garro) y cuyo remate sintoniza con el concepto circular: la vida es un ciclo. «Trópico de cáncer» es la canción más política del álbum, cuya letra -en forma de diálogo- critica al llamado 'progreso', a la industria petrolera, y con un ritmo que oscila entre el bossanova y el sonido industrial. «El Fin de la Infancia» es una pieza que utiliza instrumentos metálicos de viento a manera de banda sinaloense, a manera de quebradita pero con un sabor Ska, y se piensa que su título está inspirado en el libro del mismo nombre de Arthur C. Clarke.9 10 Le sigue la historia enclaustrada de «El metro», track también radial de Re, cuyo ritmo liviano de pop y funk se contrapone a la oscuridad de su letra, para después aparecer el ingenioso bolero de «Madrugal», la más corta del álbum. «Pez» y «Verde» son dos tracks enigmáticos que vienen ensamblados, el primero con un amigable sonido folk y ragtime, y el segundo con una sonoridad oscura, industrial y por momentos psicodélica. Una particularidad es que el tema Verde culmina donde comienza los primeros versos y acordes de Pez; otra alusión a la idea de concepto circular. «La negrita» es una especie de fábula, a ritmo de samba, que habla de una mujer retornando dichosa a su terruño tras peregrinar en busca de una supuesta mejor vida; una alegoría de la migración. Le sigue «El Tlatoani del barrio» tiene un sonido completamente mestizo y cuenta la historia de cómo se conocieron los padres de Rubén Albarrán (o "Cosme" como se hace llamar en este disco).
«Las flores» es otro de los éxitos del álbum y aunque insinúa al comienzo un ritmo llanero, desemboca rápidamente en un colorido ska psicodélico. Luego viene la sublevación de «La pinta», que toma del aura grunge de la época, para luego irrumpir «El baile y el salón», otra canción de amor que resalta del disco y una muy querida por los seguidores del grupo; de suave estilo pop de los setentas y con su característico coro Paparupapa eu eo. Pocos saben que esta canción esta inspirada en Haciendo el amor con música, ensayo de D.H. Lawrence. De lleno entra después la impresionante fusión de mambo y bossanova de «El puñal y el corazón», donde la letra -al igual que «La ingrata»- personifica el orgullo herido de un macho despechado (tema recurrente en la música popular latinoamericana). El álbum Re cierra de manera sublime con «El balcón», cuya letra es un microcuento de amor entre dos esclavos, narrado en primera persona, pero su sonido -además de tener un volumen bajo- recuerda más bien al jazz y al swing de los años 1940, además de una posible influencia de Agustín Lara.9 10
Lista de canciones
N.ºTítuloAutorDuración
1.«El Aparato»R. Albarrán3:18
2.«La ingrata»E. del Real3:31
3.«El ciclón»E. del Real, R. Albarrán2:54
4.«El borrego»E. del Real2:08
5.«Esa noche» (Dedicada a Chavela Vargas)J. Rangel, E. Rangel3:26
6.«24 Horas»J. Rangel2:19
7.«Ixtepec»J. Rangel, E. del Real3:19
8.«Trópico de Cáncer»R. Albarrán4:39
9.«El metro»E. del Real3:45
10.«El fin de la infancia»J. Rangel2:18
11.«Madrugal»E. Rangel1:08
12.«Pez»J. Rangel, E. del Real2:58
13.«Verde» (Continuación de "Pez")R. Albarrán1:54
14.«La negrita»J. Rangel, E. Rangel3:04
15.«El Tlatoani del barrio» (Tlahtoāni es una palabra nahuatl usada para describir a los emperadores aztecas.)R. Albarrán3:26
16.«Las flores»E. del Real2:15
17.«La Pinta»R. Albarrán2:48
18.«El baile y el salón»J. Rangel, E. del Real5:07
19.«El puñal y el corazón»R. Albarrán4:21
20.«El balcón»R. Albarrán1:38


Es imposible una reseña mejor a este disco que la publicada en Hipersonica. Adoro esta web.

Cafe Tacvba — Re (1994)

México, 1994. Parece muy lejano, ajeno a todo lo que desde la península nos imaginamos al respecto del Rock cantado en español. Eran años de inestabilidad política y social en el país norteamericano, con un polemiquísimo tratado de libre comercio con Estados Unidos recién firmado, el asesinato de un candidato a presidente poco antes de las elecciones, con el inesperado alzamiento del EZLN en el Estado de Chiapas pidiendo justicia social e igualdad en un país en el que las mayorías raciales estaban sometidas por el poder del güero capital.
En ese caldo de cultivo Cafe Tacvba decidieron romper con todo, con lo que el público esperaba de una banda de canciones para el slam y con lo que entonces eran las pautas que toda banda de Rock/Metal debía seguir a pies juntillas en aquellas latitudes. El esfuerzo se presentó de forma bastante irreverente y conservadora a la vez y, como suele suceder siempre que alguien se salta las reglas en un mundo tan anquilosado como es el del Rock, público y crítica les dio la espalda.

Re: lo que era y lo que logró ser

Grabado por Gustavo Santaolalla a caballo entre Los Angeles (Estados Unidos) y Cuernavaca (México), Re (Warner, 1994) debía cumplir la difícil misión de responder a las expectativas creadas tras el eficiente debut homónimo de la banda en 1992, un disco divertido y desenfadado, un disco que se pasaba entre lo que dura un chasquido de dedos y el pogo que le sucedía.
Cafe Tacvba tenían claro que querían salirse del cliché sin que ello conllevase perder la conexión con la juventud de su país, querían seguir sintiéndose como adolescentes frente al abismo, querían demostrar que a pesar de plantearse preguntas de difícil respuesta en sus canciones seguían sintiendo ganas de bailar y emborracharse, seguían siendo ingenuos a pesar de que en su cabeza se alzaba el esfuerzo por mostrarse furibundos ante una situación social que solo parecía ir a peor.
Re ideológicamente era grunge, pero formalmente planteaba una fusión de sonidos que lo convirtió en un disco de vocación universal
Sus referentes ideológicos eran Kurt Cobain, Eddie Vedder y Layne Staley. Sonoramente querían hacerles más que un guiño, pero su idea era demostrar que el nihilismo juvenil de la época no era incompatible con la defensa de los sonidos tradicionales latinoamericanos. El son, el bolero, el reggae o la música norteña merecían ser reivindicados como sonidos intergeneracionales, como vehículos de expresión de mensajes que fuesen más allá del despecho o de la competición por ver quién era capaz de beberse más botellas de guaro.
Re fue el resultado de todo eso, un álbum que pretendía homenajear a la tradición abriendo campos inexplorados aún por el Rock mexicano. Re fue un disco que encerraba tradición y sentimiento contestatario tanto en forma como en fondo, fue un álbum que puso en boca de todos el mestizaje con la intención de demostrar que en el mismo se encuentra la mayor de las dosis de revolución sonora, la primera constatación de aquello a lo que hoy algunos lumbreras llaman innovación y sonidos de clase.
Re pretendía con su título hacer referencia a conceptos transversales como Repetición, Reciclaje, Reiteración o Resistencia. Re acabó abriendo la puerta de la península no solo a un buen número de bandas mexicanas de entre las que destacó Molotov en 1997, sino que significó un segundo llamado de atención para el españolito de a pie: la demostración de que España ya no era el centro del mundo del Rock Latino. Y así fue como el segundo álbum de Café Tacvba acabó abriéndose paso, ya que fue tomado por la juventud de toda latinoamérica como el sonido de la autoafirmación, la demostración de que la tradición latina no solo tenía encaje con la anglosajona, sino que podía competir con ella a la hora de convertirse en sonido universal.

Re: lo que tus canciones dicen de ti

Como decía antes, Re tuvo una recepción bastante fría a su salida por parte del público mexicano. Fue un disco considerado como extraño en un primer momento, como un disco difícil de ubicar temporalmente a pesar de que era un claro hijo de su tiempo. Muchos lo calificaron como incomprensible, pues eran incapaces de encontrar un claro hilo conductor entre el inmenso catálogo de sonidos que encerraba.
Esta fusión rupturista en lo formal fue vapuleada pues el mensaje que encerraba no logró ser asimilado en la inmediatez. Re era un disco sonoramente directo, versátil e increíblemente variado, pero su conjunto transmitía un mensaje claro que solo era visible tras una visión global, alejada del fraccionamiento que ya entonces imperaba en el tratamiento por parte de la industria.
Sin embargo la heterogeneidad sonora, esa que en México suponía el principal de los argumentos de los detractores del álbum, fue lo que acabó prendiendo la mecha en el resto del mercado latino. Re tenía guiños hacia el sonido tradicional caribeño, hacia la música andina, hacia lo que los gomelos del sur del continente escuchaban en su querencia por sentirse europeos. Esa versatilidad comenzó a generar un murmullo que acabó convirtiéndose en ruido, y Re demostró al público mexicano que iba muchísimo más allá de lo que planteaba un hit radiadísimo como ‘La ingrata’.
Cafe Tacvba hablaban de dramas y alegrías juveniles, y lo hacían uniendo tradición y vanguardia construyendo un discurso atemporal y comprometido con lo que eran y lo que querían ser
Cierto es que ‘El aparato’ era un inicio pegadizo pero a la vez bastante irreverente en su conexión entre tradición y experimentación electrónica en el arreglo. ‘El borrego’ era mucho más que un ejercicio de Rock/Metal industrial pues en su letra encerraba, premeditadamente, una crítica a la cerrazón musical del público mexicano, y su continuación con el delicioso y estremecedor homenaje a Chavela Vargas en ‘Esa noche’ demostraba que Café Tacvba llegaría todo lo lejos que hiciese falta en esa recopilación de tradición y vanguardia que pretendían que fuese su segundo disco.
La fórmula acabó funcionando, pero para el público de la época lo hizo más por lo que recogía que por lo que planteaba. La banda mexicana no sólo tenía buenas ideas, sino que lograba que todas ellas sonasen creíbles en sus manos, desde planteamientos desenfadados como los de ‘La Pinta’ hasta otros con trasfondo político y social como ‘Trópico de Cáncer’ y su corte ambientalista o ‘Baile y Salón’ y su defensa de los derechos de los homosexuales en un país tan homófobo como era México entonces.
En su conjunto las canciones de Re hablaban sobre dramas y alegrías juveniles, esos sentimientos de alegría y desesperanza que tan radicalmente se alternaban en nuestra cabeza en esos años. Lo hacían de forma inteligente y locuaz a pesar de no caer en la vehemencia tan tradicionalmente mexicana. El vehículo era una mezcla entre tradición y vanguardia que se apreciaba hasta en los instrumentos que utilizaban esos años, y la heterogeneidad que empezó siendo su principal lastre ha acabado convirtiéndose en su principal virtud. Cosas de la música.

Re: lo que queda, 21 años después

Hoy, dos décadas después del lanzamiento del segundo álbum de Café Tacvba, Re es considerado como uno de los discos más importantes ya no solo del Rock Latino, sino del Rock en general. Es un disco que cuestiona al propio Rock para convertirlo en algo más grande aún, que lo conecta con sonidos que en latinoamérica constatan una competición intergeneracional en el consumo de música.
Re es un disco mutable, que deja impresiones contrapuestas pues ofrece múltiples lecturas debido a su heterogeneidad. Espiritualmente parece hoy un disco muy aferrado a su época, pues cuenta historias que entonces eran un mensaje tópico. Sin embargo en lo sonoro se instituye en una obra que podría haber aparecido hace 50 años o lanzarse dentro de 30 sin que ello supusiese una descontextualización. Lo que en el momento de su lanzamiento fue un problema, Cafe Tacvba tardarían 10 años en darle continuación real, hoy es la prueba de la universalidad de la obra, la demostración de que el encaje entre tradición y vanguardia tiene hueco hoy y lo tendrá siempre.
9.1/10
Contaba el año pasado José Rangel, guitarrista de la banda, a colación del veinte aniversario del lanzamiento del álbum, que a pesar de que el disco estaba siendo vapuleado por público y crítica, ellos estaban seguros de tener una obra maestra entre sus manos. El tiempo les acabó dando la razón como se la da generalmente a aquel que se salta las reglas de lo establecido en pos de conseguir un mundo mejor. Quizás os parezca descabellada la anterior afirmación, pero cuando escuchéis Re y veáis todo lo que en él se recoge, entenderéis que el Rock actual sería imposible de entender de no haber aparecido esto que en su día parecía ser un sonoro fracaso. Así es el mundo de la música, y por eso es algo que nos apasiona.

"Ingrata" (directo Viña del Mar - Chile 2005)


En la gran web sopitas.com aprovecharon el XX aniversario para desgranar este disco y hacer un comentario de cada canción, y les quedó así de bien:




XX años del Re de Café Tacvba: canción por canción

3 años | 22 Jul 2014

Durante los primeros años de la década de los 90, la complicada escena del rock nacional pasaba por varios cambios y evolucionaba mientras recibía a una nueva generación de bandas que llegaban con sonidos y estilos diferentes para seducir a aquellos que tenían ganas de escuchar algo más.
Entre las propuestas que comenzaron a llamar la atención en esa época, se encontraba Café Tacvba, un peculiar cuarteto originario de Ciudad Satélite que rápidamente se colocó en el gusto de muchos, ya que su música no se parecía a lo que estaban haciendo otras agrupaciones, usaban instrumentos que en ese entonces no se veían comúnmente en un grupo de rock y era difícil no notar su presencia debido a su manera de vestir y de actuar en el escenario.
Dos años después de tener un gran debut con su disco homónimo, Café Tacvba nos tomó por sorpresa en 1994 con el que sin duda es su mejor álbum hasta ahora, el maravilloso Re, el cual es un referente importante en el “rock alternativo” y para la música en general en México, además de que también causó un gran impacto en otros países.
Bajo la producción de Gustavo Santaolalla y con la colaboración de otros músicos como Luis Conte y Alejandro Flores; Cosme (Rubén Albarrán)MemeJoselo y Quique no inmediatamente pero impresionaron al público y la crítica especializada con un material perfecto de principio a fin que ha llegado a ser llamado por algunos como el White Album (The Beatles) del rock en español por la experimentación que hay en él con una variedad de géneros que incluyen música regional mexicana, boleros, música norteña, banda, tambora, punk, funk, grunge, mambo, samba, metal, ska y otros igual de diversos.  
El álbum que toma su nombre de la segunda nota musical, vendió miles de copias y nos regaló canciones que ahora son clásicos del rock nacional como “La Ingrata”, “Las Flores” y “El Baile y el Salón”; al igual que ayudó a que Café Tacvba alcanzara el reconocimiento internacional y se ganara el título de una de las bandas más importantes que han salido de México.
Basta con escuchar con atención a algunas de las bandas mexicanas y latinoamericanas que están de moda para darse cuenta de cómo han sido influenciadas por el Re, ya que, le pese a quien le pese, es uno de los mejores discos de música en español de la historia y sin importar el paso de los años, su sonido sigue siendo vigente.
Y si son de alguna generación reciente que no tuvo oportunidad de crecer con él o leer una apropiada reseña en su momento, decidimos celebrar el 20 Aniversario de Re para revisarlo track por track y sólo para volvernos a dar cuenta que es una de las joyas del rock en español.
recontraportada
  • El Aparato
La propuesta sonora de Re se ejemplifica a la perfección con este tema ecléctico en el que nos encontramos con una combinación bien lograda de sonidos autóctonos y electrónicos que acompañan una ingeniosa historia paranormal. La abducción alienígena de Pablo.
  • La Ingrata
Estamos seguros de que la gran mayoría de quienes están leyendo esto se han puesto a cantar este sencillo con mucho sentimiento después de haber tenido un tropezón amoroso o durante alguna buena borrachera con sus amigos. Se trata de una especie de homenaje/parodia a la música norteña que inmediatamente se convirtió en un éxito rotundo. Mención aparte para su gran video. Esta canción ya no es de Café Tacvba, es de ustedes.
  • El Ciclón
Con una de las mejores letras de este álbum y con un sonido muy funk cortesía del clavinete de Meme, “El Ciclón” nos pone a bailar con su buen ritmo y a pensar con los temas a los que hace referencia.
  • El Borrego
Café Tacvba no era el tipo de banda que temía pisar otros territorios ajenos a los estilos que dominaba. “El Borrego” es, digamos, su rola metalera, pero no es una canción con la que buscaron apelar a un público distinto, sino al contrario, más bien pusieron en ridículo a todos aquellos “borregos” que se ponen una etiqueta encima, dependiendo las circunstancias y el entorno. Es mucha le gente que se cambia de sombrero con tal de encajar con los que están a su alrededor, borrando su propia identidad en el proceso.
  • Esa Noche
El cuarteto se puso melancólico y bohemio con este bolero lleno de amor, desamor, esperanza y desilusión. Cómo olvidar líneas tan desgarradoras e inspiradas que dicen “mi soledad siempre ha pertenecido a ti”. Es un muy buen corte que muestra un lado más serio de sus intérpretes.
  • 24 Horas 
Con un beat que se asemeja a un martilleo industrial, el sujeto de esta canción lamenta que el día no tenga suficientes horas para hacer todas las cosas que tiene en la agenda de su cabeza. Imagina nada más que Joselo escribió el tema a pocos años de la explosión de medios electrónicos como el internet y el teléfono celular, cuando tratamos de hacer cincos cosas al mismo tiempo y aun así no nos rinden las 24 horas.
  • Ixtepec
Realmente son pocos los que se acuerdan de “Ixtepec” cuando hablan de las mejores canciones del Re y de Café Tacvba en general, lo cual es algo injusto ya que musicalmente es de lo más completo que tiene el grupo con una guitarra hábilmente tocada que marca el ritmo base que posteriormente es acompañado por sonidos que van más hacia la música electrónica y un poco al pop.
  • Trópico de Cáncer 
¡Al diablo todo! al diablo el progreso, el modernismo y la civilización. Salvador; es momento de ir a vivir lejos de la ciudad, a los espacios sin cemento. Era 1994 y Café Tacvba se encontraba con estos temas antitéticos entre sí, los pueblos indígenas y el campo contra el trabajo en compañías de la ciudad. Todo se reduce a Salvador queriendo dejar de lado el poder del ser humano por destruir la naturaleza y respirar hidrocarburos. Efectivamente no es una canción que fuéramos a cantar en la gran mayoría de los momentos de nuestra vida, pero impresionantemente encajó perfecto en 20 pistas que lograba no ser groseramente brincada con el botón de Forward, sólo nos sigue haciendo cantar porque entre más pasan los años vemos cómo esa relación de acción-construcción-destrucción es peor que antes. Canción traga años, musical y líricamente hablando, ni siquiera fue la más amable con el público para seguirla tocando en vivo… hasta ahora.
  • El Metro
Quizás no hay mejor manera para que una banda pinte sus colores de local que escribiendo canciones sobre la cotidianidad del ciudadano común y corriente. Eso es lo que hizo Meme con “El metro”, una farsa que nos presenta a un personaje atrapado en el laberinto que es el Sistema de Transporte Colectivo. Nuestro héroe trágico sobrevive a base de “pastillas, paletones, chocolates, chicles y salvavidas” pero no sabe si algún día saldrá ahí y no hemos estado todos más o menos en la misma situación.
  • El Fin de la Infancia
Éste es uno de esos temas de los tacvbos que resultan ideales para armar el bailongo loco gracias a la mezcla que hace de tambora y ska, que sería algo impensable para otros grupos y que a pocos les saldría bien.
  • Madrugal 
El cuarteto se convierte en trío y le dedica este bonito bolero a la “Ciudad de los Palacios” (Ciudad de México). A pesar de que dura poco más de un minuto, este track te pone de buen humor y es muy entrañable. Nos recuerda como era la capital en sus mejores épocas.
  • Pez 
Un agradable y feliz acorde que hace mover nuestra cabeza en dos movimientos de un lado a otro. Primera parte de la historia. Cantado desde el punto de vista de un pez con la voz de Emmanuel, de uno que, por lo que podemos inferir, está teniendo un día muy raro, unos ojos se posan sobre él y al parecer es el gran elegido para ser sacado de esa pecera donde vive. Lo sacan, siente asfixia, y lo ponen en una bolsita para transportarlo ¿irá a algún gran lugar? la canción se une sin un sólo silencio con “Verde”…
  • Verde 
…baja el ritmo de la predecesora de golpe, como un clavado, el que haría el pez al entrar a un río ¿o a otro lugar?, el salto hace la diferencia entre una canción y otra. Sin embargo continua la historia con esta segunda parte que es cantada por Rubén. Una voz muy tenue en la que escuchamos al paladar pegar con la lengua nos habla de la vida y la muerte, la metáfora de cambiar a un mejor y más grande lugar o morir asfixiado. Siente duda, de dejarse llevar por la corriente de peces. Grandes peligros, manatíes, cocodrilos. La historia del pez más grande que se come al pequeño. La vida te puede encontrar en un bello lugar. De pronto y tan rápido como si hubiera cambiado de corriente, regresa el ritmo de “Pez”. Emmanuel y Rubén se unen al cantar. Pez Verde es una misma canción e historia. Apenas 4 minutos con 4 segundos y es una de las grandes favoritas del disco. La historia es algo que todos podemos interpretar al modo que mejor nos acomode, haciéndose la canción propiedad de todos quienes la han escuchado desde hace 20 años. 
  • La Negrita 
Con un suave y pegajoso ritmo de samba, “La Negrita” narra una historia muy sencilla, pero muy bien contada, la de una mujer que vende pescado y anhela regresar a su tierra natal por qué estar ahí la hace muy feliz. Una historia parecida a la de Salvador (“Trópico de Cáncer”, no hay nada como el hogar por mucho que haya viajado por todo el país).
  • El Tlatoani del Barrio 
Esta canción suena a todo, al escucharla se notan la mayoría de las influencias sonoras del Café Tacvba. Aquí el personaje principal es un hombre que sobresale como líder en el barrio por su carisma y sus cualidades, aunque después todo se convierte en una historia de amor.
  • Las Flores
Con toda la sátira y el melodrama de Re, es fácil descartar otro de los fuertes de Café Tacvba. Sus canciones románticas. “Las Flores” es uno de sus temas más animados, ideal para arrancar cualquier concierto con el “¡Aaaayyyy!” de Albarrán, acompañado por una guitarra acústica que brinca alegremente por todos lados. Ya entrada en la segunda mitad del del álbum, “Las Flores” le vuelve a inyectar pasión y energía a un largo trayecto.
  • La Pinta 
Con una notoria influencia de punk rock y su estilo característico, la banda nos regala un tema un tanto subversivo que puede traducirse como una invitación a los más jovenes para que se expresen si no están de acuerdo con alguna situación.
  • El Baile y el Salón
“Paparapapa eoo eoooo, paparapapa eoo eoooo, paparapapa eoo eoooo”; esto es algo que todos hemos coreado alguna vez y como no hacerlo si se trata de uno de los coros más conocidos del rock nacional. “El Baile y el Salón” es una de las canciones más bonitas que han compuesto Meme Joselo, es un honesto tema de amor a ritmo de música disco y con el tiempo se ha convertido en uno de los himnos de Café Tacvba. Pocas canciones merecen ser llamadas himnos para no perder su significado original, y ésta es una de ellas. Ese cántico se ha convertido hasta en el himno de salida de festivales latinos.
  • El Puñal y el Corazón
Después de recorrer varios géneros, el tango llega tarde, pero llega, en el ocaso de lo que ha sido un álbum que dejó su huella en la historia. Quién sabe si los Tacvbos tenían idea de las repercusiones que su segundo disco tendría cuando escribían temas como “El Puñal y el Corazón”. El cocktail experimental dio resultado y hoy celebramos un álbum con tantos colores como la misma sociedad que refleja.  
  • El Balcón
Con un sonido que evoca a las bag bands de los años 40 y 50, Re cierra de una forma muy nostálgica con un bonito tema que habla del mestizaje y hace que nos den ganas de estar contemplando el atardecer, acompañados por esa persona especial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Coleccionando vinilos - 107 - NOTHINK - "Hidden State" (2010)

Poquitos poquitos grupos nacionales cantando en inglés han tenido el éxito comercial que merecen, y casi o hablo de Dover y poco más. Y...