Ir al contenido principal

Sonidos de América Latina - VOL 52 - ZOE "Rocanlover" (2003)


Amados y odiados a partes iguales en su México natal, no hay duda que los ZOÉ no dejan indiferentes.
Pero no por su música, sino por sus coqueteos con la industria musical más comercial.

Hay quien les compara como si de unos Love of Lesbian o Sidonie se tratasen, a base de currar, buenos discos y buenos conciertos ha ido funcionando el boca a boca, y el universo comercial ha intentado echarles el guante,pero han sido más rápidos y de momento siguen fieles a sus ideas y aunque aumentan el número de seguidores evitan ciertas colaboraciones peliagudas.

No les pasa eso a Supersubmarina, Izal, Vetusta, etc etc.... que si parecen haberse vendido un poquito independientemente de que hagan o no buena música.

A los Zoé creo que les incluiría en ese nivel de comercialidad y de ahi algunas críticas que haya recibido.

Rocanlover es su segundo disco y uno de los más populares y el que hizo que esa palabreja "Rocanlover" sea casi una palabra para definir a los fans de la banda mexicana.

En España han tenido cierta repercusión con el útil método de colaboraciones con artistas (Bunbury entre otros) y con el "yo te hago de telonero en España, tu me haces de telonero en México".

Les falta un poco de personalidad y un sonido propio, pero para nada suenan mal y "Rocanlover" te hará pasar un buen rato.


Rocanlover
N.ºTítuloMúsicaEscritor(es)Duración
1.«Peace & Love»León Larregui, Sergio AcostaLeón Larregui
2.«Love»León LarreguiLeón Larregui
3.«Solo»León LarreguiLeón Larregui
4.«Tú»León LarreguiLeón Larregui
5.«Fotosíntesis»León LarreguiLeón Larregui
6.«Veneno»Angel MosquedaLeón Larregui
7.«Frío»ZoéLeón Larregui
8.«Polar»Angel Mosqueda, León LarreguiLeón Larregui
9.«Rocanroler»León LarreguiLeón Larregui
10.«Whatever»León LarreguiLeón Larregui
11.«Mars 200»Jesus BaezLeón Larregui
12.«Soñé» (Bonus Track)

Sencillos

  • "Peace And Love"
  • "Love"
  • "Veneno"

Miembros de la banda

Miembros actuales
Invitados
  • Felipe (Pipe) Ceballos - [Percusiones], [Teclados]
  • Andres Sanchéz (Sanchés Dub) - [Teclados], [Bajo]
Miembros antiguos
Miembros de sesión


Ya acudimos a esta curiosa entrevista-reportaje que hacen en noisey.vice.com, donde entrevistan al artista y le hacen hablar de sus discos de peor a mejor disco. Ya os copié el de GEPE y ahora el de ZOE.

A "Rocanlover" lo nombran como su segundo disco preferido.

En los 20 años que llevan juntos, Zoé ha logrado convertirse en una de las bandas más grandes y populares de México, así que platicamos con ellos para ver cómo creen que han madurado sus discos con el tiempo.

En Rank Your Records, platicamos con miembros de bandas que han acumulado grandes discografías a lo largo de los años y les pedimos que califiquen sus lanzamientos en el orden de su preferencia personal.
En los 20 años que llevan juntos, Zoé ha logrado convertirse en una de las bandas más grandes y populares de México, siendo de las pocas capaces de reunir a tantos fanáticos y que tienen tantos hits como para ser considerados headliners en todos los festivales nacionales en los que se presentan, además de llenar foros tan grandes como el Foro Sol, en donde hace poco más de un año reunieron a 40 mil personas, proeza que quedó grabada en un nuevo filme y disco que la banda estará publicando próximamente.
Todo lo anterior lo han logrado con apenas cinco discos de estudio, así que fue por eso que decidimos contactar a Rodrigo Guardiola y a Jesús Báez, el baterista y tecladista de la banda, respectivamente, para que nos dijeran cómo creen que han madurado esos discos con el tiempo. De paso, aprovechamos para platicar sobre el concierto en vivo que grabaron, y qué viene musicalmente en el futuro para ellos.

Unplugged


Zoé: Nos gustaría dejar fuera este porque tiene canciones de otros discos, pero para mucha gente es una de sus favoritos. Aunque sea como una compilación de otros materiales.
Rodrigo: El Unplugged definitivamente es [nuestro disco] más radical, nos fuimos hasta el otro lado. Todos tocamos teclado, por ejemplo. Creo que sí, ese es un buen ejemplo de un momento para nosotros radical.
Jesús: Sí, tal vez no se nota pero sí, es el más radical.

5. Zoé


Rodrigo: Vamos a dejar este al último no porque no nos guste, al final es el disco que nos abrió las puertas y nos posicionó como Zoé. Pero como le pasa a muchas bandas, al final el primer disco resulta una compilación de demos de muchas épocas; en ese hay cosas que se hicieron seis o siete años antes. Eso a diferencia de los otros discos, que sí pertenecen a cierto periodo y ciclo. Sólo por eso le quitaría peso a este primer material.
Jesús: Yo a Zoé lo pondría un poco más arriba porque tiene mucho valor sentimental para mí. Por lo que representó, fue un sueño hecho realidad.
¿Se esperaban el éxito que tuvo este disco?
Jesús: Es curioso, porque desde muy chicos —porque nos conocemos desde hace años— sí teníamos ganas de tener una banda y ser famosíllos. Claro, ahora estamos contentísimos porque pasó, y no nos esperábamos tanto éxito.

4. Memorex


Este fue su primer LP después de salirse de Sony Music y empezar a firmar con Noiselab, una disquera independiente. Primero vino The Room, y dos años después ya el Memorex. ¿Cuando se mudaron a una disquera independiente no les costó trabajo? Fue un cambio bastante tajante.
Rodrigo: No, nos cambiamos de sello pero la forma de trabajar fue la misma. Lo que hemos ganado es experiencia. No nos cuesta trabajo estructurar las canciones y ver qué sirve y que no. Ya sabemos hacerlo mejor. Tenemos mucha más experiencia.
Su primer DVD en vivo es de esa época.
Rodrigo: En 2007, cuando Zoé cumplió 10 años. Esa fue la primera vez que hacíamos un show grande en el Palacio de los Deportes. En aquel entonces entraban 10 mil personas y eran nuestros 10 años. Fue la primera vez que hicimos un DVD de un concierto en vivo. Esa gira ha sido de las más grandes, fuimos a todos lados, hicimos como 120 shows.

3. Reptilectric


Rodrigo: Este va en tercer lugar porque con él rompimos muchos moldes. Empezando por el título y los sencillos que escogieron para el material. El tipo de arreglos, el tipo de sonido.

2. Roncanlover


Rodrigo: Mi segundo lugar sería Rocanlover porque creo que es un material muy avanzado para su época, fue muy especial.

1. Programaton


Rodrigo: Mi favorito es este porque creo que es un disco muy completo, muy redondo. Creo que tiene más subidas y bajadas. Hay más complejidad en todo.
Jesús: Yo también coincido con Rodrigo.
Rodrigo: El Programaton también es experimental, no se siente tanto porque las estructuras son convencionales, pero el sonido sí, cómo no. Nos gusta eso, generar ese contraste en estructuras pop. Por eso nos dejamos volar más en los sonidos.
¿Ahorita están haciendo nueva música?
Jesús: Pues estamos editando la música de un documental que vamos a estrenar el próximo año, que es un disco completamente nuevo. Algo que nadie escuchado, es instrumental.
Rodrigo: Va a salir como banda sonora y como material de nosotros. Como disco —digo, obvio saldrá bajo la bandera de que es música instrumental que sirvió para una banda sonora. Hay rolas de un minuto, otras de nueve… o sea, sí es algo muy experimental. Quienes ya escucharon el Unplugged, van a darse cuenta que por ahí va el hilo… sólo que sin la limitante del acústico. Nos regresamos a lo electrónico.
¿Tienen alguna opinión sobre el Vive Latino? En el sentido de que ya se les acabaron los headliners.
Rodrigo: Sí, es muy obvio. Es Café Tacvba, Molotov, Caifanes y nosotros. Nos vamos rotando. Que por un lado para nosotros está muy bien, qué bueno. Por otro lado, eso significa que las bandas, algo que también le pasó a Zoé en sus inicios, les toma como una década pasar de ser una agrupación que apenas se dió a conocer a convertirse en algo más establecido. Y por eso no los alcanzan a meter de headliners, porque a lo mejor no han podido hacer tantas giras o no han sacado tantos discos. Me gustaría que hubiera más bandas, pero es una realidad que en el rock sí se necesitan por lo menos diez años para posicionarte. No dudo que en dos años Enjambre y DLD estén ya de headliners en el Vive Latino.
¿De dónde salió la idea de hacer este disco en vivo?
Rodrigo: Este es el segundo, el primero fue en 2007 cuando Zoé cumplió 10 años. Esa fue la primera vez que hacíamos un show grande en el Palacio de los Deportes. En aquel entonces entraban 10 mil personas y eran nuestros 10 años. Fue la primera vez que hicimos un DVD de un concierto en vivo. Y bueno, luego sacamos más discos e hicimos más giras. con este segundo material salió la oportunidad del Foro Sol, donde habían como 40 mil personas y bueno, era una excusa perfecta para armar un segundo disco en vivo. El show fue el 8 de noviembre del año pasado, con ese cerramos la gira de Programaton. Ahora, ocho meses después de esa presentación, tiempo que utilizamos para edición y producción, ya está listo. Nuestra intención es lograr que se muestre en salas de cine para que la gente lo vea a la antigüita: pantalla grande y sonido a todo. Después de eso, ya el DVD saldrá en las diferentes presentaciones, iTunes, Netflix, etc.
¿Cuál es la diferencia entre este y el pasado?
Jesús: Yo creo que sí se notan en este show la madurez y el dominio que tiene la banda de hacer shows grandes. En el show del Palacio de los Deportes, lo que ves reflejado es la emoción de por primera vez hacer un show grande. En este se ve el cambio el control que tenemos.
¿Creen que muestra el mejor momento de la banda?
Rodrigo: 
Sí, la verdad es que sí. Tenemos mucho más control y fuerza.
Jesús: Son cosas que hemos ido puliendo con el tiempo a nivel escenario, así como también como banda...
Rodrigo: También cómo tocas, hay detalles que sólo vas viendo con el tiempo.
Fue en ese concierto en el que León se echó su discurso sobre los 43 desaparecidos, ¿no?
Rodrigo:
 Sí, exacto.
¿Sabían de ese discurso?
Rodrigo: No, para nada. Pero estuvo bien, estuvo bonito. Como que un día antes se animó y lo escribió y bueno, ya unas horas antes del show nos dijo que se iba a echar un discurso, entonces ya vimos por dónde iba y ya. Pero nadie lo había escuchado.
¿Y eso no los puso nerviosos? ¿No saber de qué iba el discurso?
Rodrigo: No, para nada. La verdad fue una experiencia padre porque México es la casa de Zoé y vas acompañado de un montón de amigos y familiares. Este tipo de tocadas en las ciudad son como las reuniones familiares de Zoé.
Ahora que sus tocadas son tan grandes, ¿aún se sienten como en casa? ¿Qué prefieren, un lugar grande o hacerlo en un espacio como el que utilizaron para el Unplugged, mucho más íntimo?
Jesús: Los dos tienen su encanto. Es más, cuando viajamos fuera de México, a veces se tiene que tocar en lugares pequeños. Mucho más pequeños que el lugar del Unplugged. Allá es empezar de cero.
Rodrigo: Sí, es empezar de nuevo tu fan base. Pero también está padre porque es tener a la gente cerca, a menos de diez metros, y lo disfrutamos.


"Peace and love"





Y UN POQUITO DE POLITICA Y SOCIEDAD CON ESTE REPORTAJE CON LOS MUSICOS QUE LLAMAN DE LA "GENERACION ZOE", DONDE SE LES REPROCHA LA POCA ACTITUD Y LUCHA QUE PODRÍAN MOSTRAR Y MOVER LAS MASAS EN LUGAR DE HACER MUSICA SOLO PARA EVADIRSE.

Extraído de sinembargo.mx

“La Generación Zoé”: Los grupos de rock mexicanos reflejan una nación de cuentos de hadas

Por Juan Pablo Proal
“La indiferencia es el apoyo silencioso a favor de la injusticia”: Jorge González Moore
MÉXICO, D.F. (apro).- El canto de los jóvenes mexicanos está nublado de evasión. A pesar de que el sistema le cerró las puertas en su cara, una parte representativa de esta generación esquiva su realidad con versos dedicados a la vía láctea.
Apenas en 1997 las disqueras, espantadas, censuraron al grupo Molotov por mofarse del rostro de los noticieros de Televisa, Jacobo Zabludovsky, con su canción “Que no te Haga Bobo Jacobo”. Hoy, quince años después, con un país convertido en un cementerio a la intemperie, los grupos de rock reflejan una nación de cuentos de hadas.
Hablo de la generación Zoé, que gasta su quincena de contestador de teléfonos en un boleto del Vive Latino. La que pasó más de cinco años en la universidad y ahora está deprimida en el subempleo. En vez de alzar su voz, de repudiar su situación, se regodean de su indiferencia.
Los grupos de rock mexicanos que predominan en la estación Reactor, perteneciente al Instituto Mexicano de la Radio (operado por el gobierno federal) son prácticamente los mismos que difunde Ocesa, promotora del Vive Latino. Basta escuchar un par de horas su programación para enterarse que a estas bandas no les interesa su país.
Veamos la letra de la canción “Bomba de tiempo”, de Los Concorde: “No habrá final feliz, ni palabras de aliento, lo importante es disfrutar cada momento”. O “Memorama”, de Alison: “Triste es de pronto ver tu MySpace y ver que ya no estoy en tu top y ver que están las fotos que también yo tomé” .
O qué tal “Cualquier forma de amor”, de Los Claxons: “Y llegaste tu, y has inundado
mi alma de tranquilidad, ya no aguanto tantas ganas de llorar de la felicidad”.
No son diferentes las letras del resto de los grupos de moda.
Las bandas de rock mexicanas no han sido siempre así. En 1978, un amplio colectivo conformó la Liga Independiente de Músicos y Artistas Revolucionarios (LIMAR). Algunos de sus integrantes eran José Cruz Camargo (fundador de Real de Catorce), Los Nakos, León Chávez Texeiro, Guillermo Briseño y Rafael Catana. La mayoría era militante del Partido Comunista Mexicano.
Años atrás, Alejandro Lora había ganado popularidad, en gran parte, por el contenido de sus letras: “Y las tocadas de rock, ya nos las quieren quitar, ya sólo va a poder tocar, el hijo de Díaz Ordaz”.
A principios de los ochenta, una nueva camada de músicos politizados se conformó en el Foro Tlalpan, sitio fundado por el cineasta Sergio García. Ahí comenzó Rockdrigo González, el poeta urbano de la ciudad de México. También Jaime López, rudo crítico de todo lo establecido. Y Real de Catorce, con los poemas crudos de José Cruz.
Por su extensión, este artículo no puede hablar a detalle de las fechas emblemáticas del rock nacional, pero a mediados y finales de los ochenta surgieron más grupos que hablaban del entorno social. La Maldita Vecindad, Botellita de Jerez, Santa Sabina y La Castañeda, son algunas de ellas. Los noventa no estuvieron exentos de grupos críticos: Café Tacuva, Molotov y Control Machete, por citar los más representativos.
Cada uno de estas bandas confrontó al sistema y retrató los abusos de su época. Algunos incluso sufrieron persecución y censura por parte de disqueras y la televisión pública.
El filósofo alemán Herbert Marcuse observaba que la generación de los sesenta estaba tan politizada, en gran parte, porque sus líderes, los músicos, eran personas informadas y activas. Los seguidores de las bandas mencionadas no sólo las admiraban por sus melodías, sino porque sentían su realidad reflejada en sus letras.
De regreso a este 2012, año electoral, si escuchamos a los grupos de rock podemos también entender la indiferencia de gran parte de esta generación. No hablan de la guerra contra el narcotráfico, del desempleo, de la exclusión, del estado militarizado ni de las muertas de Juárez. En cambio, prevalecen canciones sobre amores y desamores. Si bien existen bandas independientes que aún están interesadas en la injusticia, la oferta comercial es abrumadoramente más poderosa.
En los pasados comicios federales de 2009, el 65.6 por ciento de los jóvenes de entre 25 a 29 años no votó, tampoco el 64.6 de los que tienen de 20 a 24 años.
Un reciente estudio del Departamento de Sociología de la UAM Iztapalapa concluyó que el 75 por ciento de los jóvenes mexicanos no votará en las próximas elecciones federales. Las razones que argumentan: desaliento y exclusión.
Decía Albert Camus que “el artista debe estar siempre con aquellos que padecen la historia, no con los que la hacen”; justo los grupos de rock deberían aportar su capacidad de mover masas para eliminar este silencio generacional tan cómodo para quienes lucran con el país.

Comentarios