jueves, 21 de junio de 2018

Sonidos de América Latina - VOL 75 - OMAR RODRIGUEZ LOPEZ


Me salto las reglas de "Sonidos de América Latina" por primera vez (pero no la última), y ya estamos llegando al final de esta temporada (9 entradas quedan para llegar a las 84 prometidas).

Hasta ahora, las 74 entradas anteriores han sido para hablar de un album de un artista.

Pero después de pensarlo detenidamente he decidido por unanimidad que tres artistas no se merecían mencionarles únicamente con un disco.
Con Calamaro hice que fuera el único artista en aparecer dos veces (con "El Salmón" y con "Honestidad Brutal").
Pero con Mano Negra / Manu Chao y con OMAR RODRIGUEZ LOPEZ me apetecia traerles aqui en global, copiar interesantes artículos sobre sus obras.

Con el portorriqueño Omar Rodriguez López hablar de su discografía nos llevaria semanas y semanas pues pocos artistas hay tan prolíficos como él con innumerables proyectos y carrera en solitario.
Esto hace que casi cada año sacara 3-4 discos.

Sin duda son dos bandas las que le han dado fama, AT THE DRIVE IN y THE MARS VOLTA, que es una de mis favoritas.

Creo que no quedaba completa este repaso a la música de América Latina si este artista no estaba en ella.

Lo primero que me apetece que leáis es esta interesante entrevista que se publicó en la gran web LA BANDA ELÁSTICA (de obligada lectura si quieres estar al día de lo que ocurre por esas tierras). 

Una charla con Omar Rodriguez Lopez


12 discos, 24 semanas

Desde el pasado 15 de julio, venimos cubriendo la travesía sonora de Omar Rodriguez-Lopez, el prolífico y multifacético guitarrista de At The Drive InThe Mars Volta y ANTEMASQUE, quien sorprendió al mundo cuando anunció que lanzaría 12 discos de estudio en un periodo de 24 semanas, es decir, un disco cada quince días.
Hasta ahora, Sworn Virgins Corazones pueden escucharse en plataformas digitales y debemos decir que el material sorprende por su amplio rango de influencias. Del rock más oscuro, al dream pop, el folk y el punk, el material de estos dos discos derrumba cualquier idea preconcebida, gracias a su diversidad estilística y a la voz de Omar, que se transforma, según requiera cada canción.
La Banda Elástica conversó con Omar, uno de los guitarristas más emblemáticos del siglo XXI.

Hace 4 o 5 años, platicamos sobre lo que fue el último disco de The Mars Volta. Te preguntaba sobre tus trajes y porqué siempre andabas con ese tipo de outfit. Me respondiste querías perder el tiempo porque estabas componiendo y grabando todo el tiempo. Pasaron los años y ahora tienes 12 álbumes de estudio.
(Ríe) Lo recuerdo bien, en ese entonces traía siempre el mismo traje. No tenía o quería pensar en qué comer o en qué ponerme de ropa. Por eso mandé confexionar esos trajes que eran muy parecidos, para dejar de pensar en ese tipo cosas.
En ese momento, vivías en Zapopan, Guadalajara. ¿Ya sabías que toda esa vorágine creativa terminaría figurando en estos discos, o la idea surgió después?
Para nada, todo sucedió de una forma orgánica. En aquel momento se trataba de hacer música por el hecho de hacerla, no había de otra, no tengo vida social y no tengo otra cosa en la cabeza. Para mí era experimentar, buscar y encontrar sonidos. Desde hace 4 años tengo todo ese material y cuando estuve hablando con la gente de Ipecac Records, surgió la idea de un proyecto. Al principio ellos querían editar un disco solista, les dije que sí. Entonces comencé a enviarles material y se dieron cuenta que era bastante. Un día me dijeron “hagamos todos los discos que tengas”. Para mí fue una sorpresa ¿me explico?
Hasta ahora lanzaste Sworn Virgins y Corazones, dos discos muy diferentes entre sí, el primero es muy oscuro y me hace pensar en David Lynch, que hace películas retorcidas, pero él es muy positivo, medita y su único vicio es el café. En tu caso, que eres vegetariano y workaholic confeso, ¿de dónde surge toda la oscuridad para componer?
Coño, no lo sé!! (ríe). Creo que lo que más fácil le sale a un artista son las cosas que uno trae por dentro y uno rechaza. Yo soy una persona muy positiva, siempre veo la vida de una forma positiva, yo lo que quiero rechazar son las cosas negativas que traigo por dentro. El arte, la música, el cine y las conversaciones con mis amistades lo utilizo como una forma para sacar todo eso. Puedo traer toda esa negatividad por dentro, toda esa oscuridad que dices, pero me pongo a componer y eso me salva, todos traemos violencia y oscuridad por dentro. Hay gente que no tiene cómo sacarlo y hacen cosas tontas. Otras personas tienen el arte y con ello se pueden deshacer de ese rollo.
Los títulos de las canciones son muy cinematográficos, ¿de dónde más te inspiras para escribirlos?
Si, definitivamente el cine y la literatura ayudan, pero aunque no tenga mucha vida social, de repente uno sale a comer o se va de viaje y pasas horas en los aeropuertos. En esos lugares hay mucha gente y como yo no tengo muchas amistades, no estoy casi nunca en el teléfono. Siempre estoy escuchando (ríe), no por chisme ni nada, pero está uno ahí sentado, surgen muchas conversaciones y de ahí nacen muchas cosas. Por mi sentido del humor, a mí se me hace súper chistosa la gente, el mundo. Entonces, de ahí sale bastante, ya sea de manera sarcástica o con humor negro, sobre todo en los títulos.
Una sorpresa muy grande es escucharte cantar en estos discos. ¿Cómo te preparaste para enfrentar ese reto?
Yo cantaba en mis grupos desde que tenía 12 años. en mis grupos de punk yo era el vocalista, siempre me llamaba la atención escribir letras, no soy el gran cantante pero me gusta. Tengo mucho qué decir, mucho que expresar y lo hago, al carajo. Yo fui vocalista de mis grupos cuando era chamaquito, de los 12 a los 14, algo así. Pero de repente, a los 14 conozco a Cedric, el mejor amigo de toda mi vida. Lo conocí y dije "wow! esto es un vocalista".
Lo que quiero decir es que lo escuché y me dio una dirección, quise servirle a él, formar parte de algo con él, escribir y apoyarlo porque tenía algo súper diferente, especial, súper único. No es por menospreciar lo mío, pero cuando ves un talento de ese tamaño, te nace apoyarlo con tus canciones. Él lo hace bien cabrón. El otro lado de la moneda es que sería muy fácil decir, "cantas muy cabrón, ¿para qué canto?". Pero sería muy extremista y  negativo: no porque él sea tan cabrón, significa que yo no pueda divertirme.
En Corazones ha temas que son bastante pop, como "Running Away" o "Five Different Places", que recuerdan a The Smiths. Poca gente imaginaría que te gustan bandas de ese tipo...
Eso que dices es cierto, pero viéndolo en perspectiva, sobre todo mis amigos cercanos que me conocen, saben que soy muy dulce por dentro, más de lo que yo aparento por fuera, con los grupos y todo eso. Volvemos a lo que te decía, uno a veces es muy oscuro porque hay una necesidad de sacar eso. Pero volviendo a la edad de los 12 a 14 años, era muy pop, en ese entonces yo escuchaba cosas de punk muy melódicas, escuchaba a los Smiths, los Misfits, los Ramones; son bandas punk pero con melodías súper catchy, mis influencias y mis raíces están ahí.
Igual con la salsa, tiene una positividad inmensa y un ritmo súper pegajoso; yo considero que esas son mis verdaderas raíces. A partir de ahí, cuando comencé a escuchar música más experimental, jazz o lo que sea, supe que también quería tener esa parte, pero siempre con un tipo de núcleo, con un centro melódico. Ahora es un poco más obvio, digamos. Para mí es como regresar a la juventud con ese tipo de punk pop que, como bien dices, recuerda a grupos como los Smiths. Bandas que me encantaban mucho.
Ese mismo disco tiene una vena folk muy marcada, sobre todo desde "Lola" hasta "Some Sort Of Justice", ¿el gusto por el folk te ha acompañado desde que comenzaste a tocar o surge más recientemente?
Yo creo que también proviene de la adolescencia, lo que acabas de decir es cierto, yo me crié en el sur de los Estados Unidos. Al principio yo sólo escuchaba salsa, guajira, guaguancó y todo eso. Esa fue la introducción a la música americana. De ahí me llamó la atención el punk, que en realidad tiene sus raíces en el folk norteamericano. El punk, realmente es un folk americano, pero con cocaína en las venas o algo así (risas).
John Frusciante es uno de tu mejores amigos, ¿cómo es trabajar con él en el contexto de un estudio?
Sí, en algunos forma parte. Es uno de mis mejores amigos y cuando necesito a un guitarrista le marco a él. Cuando no quiero tocar la guitarra y sólo quiero estar grabando siempre le hablo. Él viene y ya no tengo que pensar en mis partes, llega, le enseño todo lo que debe de tocar y es súper fácil y conveniente para mí porque lo hace muy bien. Cuando llega no tengo que preocuparme o enfocarme en eso, me clavo en la producción y es un paro increíble cuando me ayuda a tocar las guitarras.
Además de tener 12 discos en el horno, te das el lujo de producir a bandas como Apolo y Le Butcherettes, ¿qué debe tener una banda para que decidas trabajar con ella?
Lo más importante es la honestidad. Cuando fui a ver a Le Butcherettes por primera vez, vi una honestidad tremenda, es lo que más me conmueve, cuando alguien es súper honesto. Cuando alguien trae todo encima, se le ve claramente. Igual con Apolo, los vi tocar en el Caradura en el DF y me acerqué para producir el disco porque me parecieron muy directos.

Omar Rodriguez Lopez Group Live Los Angeles



Desde wikipedia repasan su vida y atentos a su discografía. Si conocen a alguien que con 42 tenga tantos discos me lo dicen.


Omar Alfredo Rodríguez-López (nacido el 1 de septiembre de 1975 en Bayamón, Puerto Rico) es un multiinstrumentalista, compositor, director y actor de cine. Conocido principalmente por haber sido la primera guitarra y productor del grupo de rock progresivo y psicodélico The Mars Volta hasta inicios de 2013.1​ Actualmente se desempeña como líder de la banda Antemasque

Biografía[editar]

Omar Rodríguez-López creció en El PasoTexas. Después de irse de Texas antes de los 18 años, viajó por América. Durante este tiempo vio que su vida no iba a ningún lado, entonces llamó a su amigo Cedric Bixler-Zavala quien le sugirió que regresara a El Paso. Con ayuda de Bixler-Zavala, pudo regresar a El Paso donde se unió a At The Drive-In como bajista y vocalista de respaldo. Después de firmar un contrato con Flipside y grabar Acrobatic Tenement pasó a ser el guitarrista oficial.
Omar Rodríguez-López ha pasado la mayoría de su carrera trabajando, y a menudo viviendo, con su gran amigo, Cedric Bixler-Zavala. Ambos tocaron juntos en la banda de poshardcore At the Drive-In. Mientras pertenecían a dicha banda, formaron una banda dub reggae llamada De Facto. En el 2001, ambos dejaron At the Drive-In, de la cual eran integrantes desde 1993, en "interrupción indefinida" para formar la banda "The Mars Volta". Además, Cedric aparece en el disco A Manual Dexterity: Soundtrack Volume 1 de Rodríguez-López, banda sonora de la película, del mismo nombre, de Rodríguez-López. La fecha de lanzamiento de esta película ha sido pospuesta indefinidamente.
Como guitarrista, Rodríguez-López es conocido por su estilo experimental, creativo y atonal, caracterizado por acordes inusuales y progresiones complejas y cambios frecuentes de compás, solos improvisados y experimentación sin descanso. Rodríguez-López dice saber muy poco de teoría musical, aunque las melodías en los solos del primer álbum de "The Mars Volta" De-loused in the Comatorium demuestran una significativa habilidad y variedad.
Omar Rodríguez-López es un guitarrista visionario y moderno en términos de innovación y experimentación. Su estilo muestra una gran semejanza al guitarrista de King CrimsonRobert Fripp, y a John Frusciante ya que dichos guitarristas usan armonías atonales y tritonales. Parece ser que Fripp tiene una considerable influencia en Rodríguez-López. Sin embargo, Rodríguez ha dicho que sus principales influencias artísticas no han sido musicales, a excepción de su gurú, el pianista de salsa Larry Harlow. Rodríguez cita al comediante Lenny Bruce, el director de cine Werner Herzog, el antropólogo Carlos Castañeda y el cienasta Marcelo Ortega como cinco influencias importantes.2​ El hecho de que estas personas no sean músicos resalta el acercamiento no convencional de Rodríguez a su medio, diferenciándolo de otros guitarristas de esta era y pasadas.
Omar Rodríguez-López está nombrado por toda la música escuchada en el lanzamiento del 2005 de The Mars Volta, Frances the Mute. Recientemente también ha terminado de producir el siguiente álbum de la banda de Los Ángeles Radio Vago.
En 2009, la banda ganó un Grammy en la categoría Best Hard Rock Performance por la canción Wax Simulacra.

Discografía[editar]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Coleccionando vinilos - 169 - LOS PLANETAS - "Zona temporalmente Autónoma" (2017)

Y llegamos al final de la temporada amigos. Gracias a todos los que os habéis dado una vuelta por este blog.  Y no solo de la temporada,...